Septiembre 17 2021

Querida familia, hace unos minutos alcanzamos el umbral de tormenta geomagnética Kp5, eso significa que nos está legando el plasma solar de las llamaradas ocurridas en días anteriores, además de que hoy también se generó una llamarada clase C. Esta tormenta geomagnética nos está llegando después de todo lo que estuvimos integrando y asimilando estos últimos 15 días que han sido un verdadero punto de quiebre en el proceso de la gran mayoría a nivel individual, que es también el proceso colectivo que vamos experimentando. Justamente hoy me llamó la atención la noticia que vi en una red social donde justamente decían que las circunstancias de salud actuales que estamos viviendo a nivel global podrían estar controladas para marzo del 2022; créanme a estas alturas de mi vida estoy convencida de que en el Universo no existen accidentes, sólo sincronicidades. Son diferentes narrativas con un mismo desenlace y muchos miles de personas necesitaban ese contexto para poder asimilar este paso en la evolución del Sistema Solar, y de la Humanidad, sin hacer corto circuito. 🔥🦋

Muy probablemente hayan experimentado esto -o algo muy semejante- los últimos 16 días:

1 al 7 de septiembre: una decepción profunda y un enorme sentimiento de frustración, además de la apatía y la desconexión mental y afectiva de todo lo que consideraban importante. A nivel físico un agotamiento imposible de superar, al punto de quedarse dormidos en cualquier parte o ser incapaces de reunir la energía suficiente para sobrellevar el día. Más que cansancio se sintió como si nos desconectaran de una fuente de energía. Durante este periodo mucha gente tuvo miedo de dormir porque sentían que ya no iban a despertar, además de que tuvimos sueños muy relacionados con nuestro pasado y nuestro subconsciente. También pudieron haber experimentado un cambio significativo en sus circunstancias (independientemente de que haya sido algo positivo o negativo) que se sintió como “el momento de la verdad” y que de alguna manera les llevó al punto de tomar una decisión sin importar que la decisión estuviera manifiesta en la realidad tridimensional o no. Muchos recibieron oportunidades que parecían haber caído del cielo y otros sufrieron pérdidas que no esperaban.

8 al 16 de septiembre: en medio de la incertidumbre y la ambigüedad porque sentíamos que no sabíamos sí íbamos o veníamos, todo nuestro sistema digestivo pasó por una de las recalibraciones más intensas que hemos experimentado hasta ahora. Yo les aseguro que si preguntan, incluso a quienes parece que no tienen todas estas experiencias y que no están viviendo este proceso, no van a encontrar a una sola persona que no haya querido donar su sistema digestivo a la ciencia entre estas fechas, y aún todavía hay quienes siguen queriendo regalarlo. La verdad es que yo creo que nunca habíamos experimentado algo con una intensidad depurativa tan profunda y de tantos días. Además de todas las sensaciones extrañas, también tuvimos indigestión constante, inflamación, nauseas, revoltura, intolerancia a la comida y un exceso de sed (deshidratación) constante al punto de que llegamos a necesitar más de 5 litros de agua al día que parecía que se iban a alguna otra dimensión porque al menos yo no supe dónde quedó toda el agua que me metí jaja. Cuando pasamos por una depuración así es normal que nos cambie el sabor en la boca, que se inflamen nuestras papilas gustativas y que sintamos la lengua rasposa o se ponga toda blanca. Y a todo esto le sumamos un alto nivel de ansiedad y nerviosismo que nos dificultaba dormir a pesar de seguir sintiéndonos muy cansados. Emocionalmente nos vimos obligados a revivir las heridas más profundas y a enfrentar algunos de nuestros miedos más arraigados aún cuando las circunstancias no lo justificaban. En cuanto logramos asumir y reconocer esas heridas y esos miedos, nuestro sistema digestivo se reinició (literalmente pudieron haber sentido que se reiniciaba) o empezó a recuperar su ritmo. Entre estas fechas muchos sentimos (una sola vez y mientras dormíamos) algo como un “puñetazo” en alguno de estos tres chakras: Sacro, Plexo Solar, Corazón, dependiendo de dónde necesitábamos más la “centrifugada”.

15 al 17 de septiembre: una ola de Radiación Cósmica entrante tan fuerte que nos está reconfigurando todo el sistema en todas las dimensiones. Esta ola de Radiación Cósmica entrante además de que pudo haber provocado (y seguir provocando) mareos, vértigo, incomodidad en la parte superior del cuerpo, sensación de estar flotando y de estar en dos dimensiones a la vez, también es la responsable de que cualquier día se despierten sintiendo que algo cambió de forma definitiva aunque no sepan con claridad qué es, y también de que sientan que están “en un cuerpo nuevo” o que se están acostumbrando a él como cuando compramos un par de zapatos nuevos. A veces esto también provoca la sensación de estar en cámara lenta porque hay un desfase entre la vibración del cuerpo físico y la vibración de la energía que estamos integrando en él. Emocional y mentalmente pasamos de la euforia a la total desesperanza, del amor incondicional y la aceptación al temor irracional y el enojo, y de sentirnos totalmente alineados con nuestro Ser Superior a pensar que estamos totalmente fuera de control y que debemos internarnos en un hospital siquiátrico o mínimamente amarrarnos a un poste por el bien de la Humanidad.

Esta tormenta geomagnética Kp5 es la cereza del pastel, ahora es muy probable que sientan mucha actividad en la cabeza (les toca al chakra de la Garganta, Tercer Ojo y Corona), incapacidad para enfocar, comezón o sequedad en la piel, llagas en los labios, incomodidad en la garganta y otra vez mucha sed. Esta vez le tocó nuevamente a todo el cuerpo físico, y seguramente seguirá una activación del chakra del Corazón porque creo que esta es una preparación, pero como no hago especulaciones, prefiero dejarlo hasta aquí y ya veremos qué sigue. Tomen tanta agua como puedan, descansen y tómense unos minutos para estar presentes en el proceso. Han sido 16 días agotadores, pero ya pasamos la parte más difícil, aunque todavía no nos sintamos completamente bien. Confíen en el plan mayor, todo está bien.

~Alicia~💖💜

La foto sólo es ilustrativa, no son las condiciones actuales del Sol.

2 comentarios sobre “Septiembre 17 2021

  1. Pueden existir cambios radicales, como que de golpe se cambie la línea de tiempo o algo así?. Que todo lo que venía para un lado de golpe se cambie para otro? Sinceramente a la fecha no sé qué pasó pero si que hay cosas que pasaron una tras otra en dos semanas y que me llevaron a estar hoy parada en un punto totalmente diferente. Con certezas absolutas y frente a un cambio bastante radical en mi vida ahora frente a mí. Yo sigo para adelante y que sea lo que Dios quiera 😊

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: