Octubre 02 2021

Identificar los condicionamientos que nos impiden ser libres de nosotros mismos (de nuestra personalidad), y de todo aquello que fue coartando nuestra verdadera identidad, no es tan complicado como creemos que puede ser. Para identificar un condicionamiento basta con observar nuestras reacciones emocionales con verdadera honestidad y disciplina, sin querer huir de la incomodidad que provoca reconocer y darle cabida a una emoción “indeseable” porque lo mismo se aprende de la vergüenza que de la felicidad si hacemos las preguntas correctas. Nos educaron para negarnos a nosotros mismos, y la complejidad de nuestras emociones, porque vivimos en un sistema que anula la individualidad y que menosprecia la vulnerabilidad, la sensibilidad, la empatía y la compasión. Desde que nacemos nuestros padres fueron coartando nuestra identidad creando esos condicionamientos para asegurarse de que pudiéramos sobrevivir en la experiencia de la realidad que ellos tenían y que también fue condicionada por sus propios padres. Así es como, a partir de esos condicionamientos, creamos nuestra personalidad para adaptarnos al entorno y no ser rechazados ni excluidos. La herida que todos tenemos es la del amor condicionado en la infancia aunque le pongamos diferentes nombres, y esa herida sólo sana por completo cuando recibimos el amor incondicional de los demás. 🔥🤍🔥

Desde que nacemos nadie nos alienta a conocernos a nosotros mismos porque empezamos a cumplir expectativas ajenas para ser aceptados y asumimos que lo que nos dicen que debemos querer es lo que realmente queremos, y que lo que debemos ser es en realidad lo que somos o al menos lo que debemos aspirar a ser. Esta idea de lo que “debemos ser” (personalidad) muy difícilmente coincide con lo que realmente somos (identidad) porque no fue creada por nosotros mismos, así que el fracaso es casi seguro si dejamos que esos condicionamientos sigan determinando la forma en la que nos relacionamos con nosotros mismos y con los demás porque el miedo a no ser amados estará siempre presente. Nos seguiremos anulando a nosotros mismos una y otra vez. Si observamos nuestras reacciones emocionales y nos preguntamos ¿qué siento?, ¿por qué lo siento?, ¿quién me hizo sentir así la primera vez?, podemos empezar a identificar esos condicionamientos para desactivar la reacción inmediata que provocan ante la amenaza del abandono o el rechazo. Después de identificar el condicionamiento y de volvernos conscientes de él nos damos cuenta de que es algo que aprendimos para adaptarnos pero que ya no necesitamos para sobrevivir y aunque no se desactiva por completo en el momento en el que lo identificamos, la reacción emocional se va debilitando hasta que deja de existir. Cuando finalmente dejamos de tener reacciones emocionales inconscientes es que somos realmente libres de nosotros mismos y así el amor (que sólo puede ser incondicional porque si hay condiciones no es amor, es cualquier otra cosa) en nosotros mismos y para los demás empieza a ser la única forma posible de crear conexiones y relaciones que nos nutren, nos sanan y nos impulsan a crecer. 🦋🪐💕

~Alicia~💖💜

#Ascensión #QuintaDimensión

Un comentario en “Octubre 02 2021

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: